Nota de Prensa. Jesús Ballesteros

Jesús Ballesteros Llompart ha realizado la ponencia el Estado Social frente a la Sociedad del Bienestar dentro del curso primero ¿Sigue siendo sostenible la “sociedad del bienestar”? La quiebra del estado del XXI Foro Universitario Juan Luis Vives

Jesús Ballesteros: “Defender los derechos humanos es defendernos de los señores de la globalización financiera”

Jesús Ballesteros

Valencia 25/02/13. Jesús Ballesteros Llompart, Catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política de la Universitat de València ha inaugurado la jornada con su ponencia explicando que  la crisis del 2008 ha convertido la pretendida sociedad del bienestar en sociedad del malestar, debido especialmente a la destrucción del empleo. Por ello “defender los derechos humanos hoy es defendernos de los señores de la globalización financiera” ha explicado el Catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política de la Universitat de València.

Ballesteros, quien ha impartido la ponencia el Estado Social frente a la Sociedad del Bienestar en el Foro Universitario Juan Luis Vives, ha afirmado que no se puede sostener la “sociedad del bienestar”, la cual ha sido formulada por los teóricos de la economía neoclásica ya que es la “culpable de la crisis actual”. En ella, el término ‘valor’ no es igual que un bien o una virtud, “sino que sirve para designar realidades con relevancia en el contexto económico”. En este sentido, “los neoclásico dirán que el problema del valor no existe porque al hablar de los factores de producción todo lo reducen al capital” ha expuesto el ponente. Sin embargo, el hecho de que todo pueda ser sustituido por el capital hace que el trabajo que realizan las personas también pueda ser sustituido por él”. Por tanto, si decimos que “estamos ante una crisis, pero de valores, tampoco estamos desencaminados ya que la escuela neoclásica ha dividido el problema de los valores poniendo el deseo en el lugar que corresponde al trabajo”. ¿El deseo de qué? Se ha preguntado Jesús Ballesteros “el deseo del dinero, el cual abre las puertas a todos los demás deseos”, es decir, “hay que fomentar todo aquello que tiene que ver con el mundo del capital y menos el que tiene que ver con el trabajo, según los neoclásicos”. En este contexto tiene lugar la sociedad del bienestar, “la cual va unida a un liberalismo desbocado, que configura una sociedad de mercado, en la que los valores se han disuelto en los precios y todo se ha vuelto venal”. Es decir, “ha habido una financiarización de la economía y, por tanto, también una financiarización social” donde “dejan de ser el emprendedor, el empresario y los trabajadores los que quieren trabajar y generar riqueza para ser el accionista, el sujeto al cual no le importa la empresa, el que incremente sus beneficios obteniendo un lucro inmediato”.

No obstante, el Catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política de la Universitat de València, Jesús Ballestero Llompart, ha asegurado que no está todo perdido. Frente  a la Sociedad del Bienestar,  se perfila el Estado Social de Derecho como “el único posible para salir de la actual crisis” ha indicado el ponente. “Este estado responde a un modelo de economía de mercado sometida a una regularización jurídica y en las que las finanzas no son las soberanas, sino que están al servicio de la economía real y, esta a su vez, al servicio del libre desarrollo de la personalidad, lo cual reduce al mínimo los niveles de desempleo”.

Por último, Ballesteros ha destacado que no se trata de un modelo utópico ya que “el estado de derecho ha regido el mundo desde los acuerdos de Breton Woods hasta 1971, dando origen a lo que se llamó los ‘treinta gloriosos’ años de la economía con un pleno empleo, unos derechos sociales reconocidos y una justicia distributiva patente”.

Anuncios