Jornada III

Tercera jornada del segundo curso del XXII Foro Universitario Juan Luis Vives, bajo el lema “Las relaciones exteriores”

Mª Concepción: “Aunque la PESD tiene el título de ‘política común’, su puesta en práctica sigue perteneciendo a la esfera intergubernamental”

 

Alberto Arrufat: “El balance de la actuación de la UE a nivel exterior es positivo porque ha tenido un peso fundamental en temas globales”

Carlos Flores: “Si la UE quiere ser relevante tiene que ser un verdadero actor internacional”

(Valencia, 5 de marzo de 2014) La tercera jornada del segundo curso del XXII Foro Universitario Juan Luis Vives ha estado dedicada a las relaciones exteriores de la Unión Europea (UE). La primera ponencia ha sido impartida por Mª Concepción Pérez Villalobos, Profesora Titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Granada. La ponente ha explicado que “desde su origen, la política europea de seguridad y defensa (PESD) se ha utilizado como un instrumento al servicio de la acción exterior de la Unión, que, con el Tratado de Lisboa, adoptó el título de ‘política común’, aunque su puesta en práctica sigue perteneciendo a la esfera intergubernamental”. En este sentido, Mª Concepción ha destacado que, en el terreno de la política exterior, “han habido avances importantes, pero ese proceso muchas veces se ha visto ralentizado porque, aunque los países saben que unidos son más fuertes, tampoco quieren perder esa soberanía que tradicionalmente tenían”. A pesar de ese proceso lento, “la UE ha conseguido una cierta identidad en materia de seguridad y defensa, y ha sido dotada  también de unas estructuras y capacidades civiles y militares propias. Además, ha conseguido asimismo una estrategia de seguridad europea, pese a ser definida en un momento tan delicado como ha sido la ampliación de sus miembros y la crisis económica” ha concluido Pérez Villalobos.

Mª Concepción Pérez

La segunda conferencia ha sido realizada por Alberto D. Arrufat Cárdava, Profesor de Derecho Internacional de la Universidad Católica de Valencia, con el título La Unión Europea: sus retos en el exterior. El ponente, mediante una conferencia muy interactiva y sugerente, ha explicado que “la Unión Europea es percibida de forma muy positiva desde el exterior ya que basa su discurso en los derechos humanos y en la democracia”. No obstante, “algunos países han criticado también este hecho afirmando que la UE utiliza una ‘falsa retórica’ pues ha permitido la existencia de sistemas dictatoriales en numerosas zonas”. Sin embargo, “el balance de la actuación de la UE a nivel exterior es positivo porque ha dado voz y ha sido participe de numerosos procesos donde su opinión ha tenido un peso fundamental, tanto a nivel de derechos, como de cooperación o de medioambiente”. Finalmente, Alberto Arrufat ha manifestado que “cuando acabe la crisis, la Unión Europea deberá adaptarse a un nuevo escenario y eso exigirá la puesta en marcha de más herramientas e instrumentos que, hoy por hoy, aún no existen”.

 Alberto Arrufat

Por último, la jornada ha finalizado con la ponencia impartida por Carlos Flores Juberías, Profesor de Derecho Constitucional de la Universitat de València. Carlos Flores ha indicado que “las fronteras EN Europa ya no nos importan, ahora lo que nos importan son las fronteras DE Europa. Unas fronteras que separan nuestro continente, ese espacio de libertades y prosperidad, del resto del mundo”. En este sentido,  “Europa se ha convertido en un objeto de deseo”. Pero ¿Dónde están esas fronteras? “el ponente ha señalado que “han ido cambiando conforme se han ido adhiriendo un mayor número de estados y, cada vez más, nuevos socios están intentando llamar a su puerta, por lo que esas fronteras han ido evolucionando con el tiempo. Todas esas nuevas ampliaciones se han traducido en una Europa más amplia, más compleja, más diversa y donde los consensos son más complicados de alcanzar”. Sin embargo, Carlos Flores ha subrayado que “a pesar de esas fronteras variables, la Unión Europea siempre ha ido más allá de ellas,  traspasándolas, gracias a sus convicciones, medios y osadía porque ha entendido que, si quiere ser relevante en el mundo, tiene que ser un actor político internacional decisivo, promoviendo sus valores más allá de su continente y exigiendo su aplicación”.

Carlos Flores