El Foro reanuda sus actividades en la UEV con una charla sobre la Fundación Vicente Ferrer y la Asociación Valenciana de Caridad como ejemplos de cómo erradicar la pobreza y el hambre

IMG_1177

La vigésimo tercera edición del Foro Universitario Juan Luis Vives, bajo el lema “¿Utopía o realidad? Los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, reanudó ayer las actividades con la primera jornada en la sede de la Universidad Europea de Valencia (UEV), que abordó el primero de los ODM, concretamente, la erradicación de la pobreza extrema y el hambre. El director del Foro y decano de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas de la Universidad CEU-Cardenal Herrera, Joaquín Marco, abrió el acto, acompañado por la directora adjunta, Miriam Revert, ante una sala repleta de asistentes.

 

La pobreza es uno de los principales problemas a nivel mundial, en el que se ha avanzado mucho desde el año 2000 pero no lo suficiente. Muchos de estos avances se han conseguido gracias a la acción audaz y específica de la sociedad civil y del sector privado, y prueba de ello son la Fundación Vicente Ferrer y la Asociación Valenciana de Caridad. Ambas asociaciones destacaron la importancia del trabajo “in situ” y la solidaridad dirigida como claves en la lucha por solucionar el primero de los objetivos de la ONU.

El primero en tomar la palabra fue Sergio Moratón, director de la Delegación de la Fundación Vicente Ferrer en la Comunidad Valenciana y Murcia, que explicó el trabajo  realizado en la India, en la región de Anantapur. La India es el país que mayor cantidad de pobres aporta a la estadística global. Según la ONU, el 30 por ciento de los pobres del mundo son indios. En este sentido, erradicar la pobreza, “pasa por un cambio profundo de valores y que éstos se transmitan generación tras generación”, algo que, en su opinión, sólo puede hacerse a través de la mujer. Por eso, la fundación ha centrado su trabajo en ellas, el colectivo más discriminado en la India.

Moratón añadió que la estrategia es “conseguir que personas que creían que no se merecen nada por ser pobres, visualicen un futuro distinto, que se sientan seres humanos”. Y añadió que el tiempo ha demostrado que “las cosas se pueden cambiar” con un desarrollo social y formativo.

Por su parte, la directora del grupo educativo IALE, Carmen Valero, habló sobre el programa de educación que han llevado a cabo junto con la fundación y que ha culminado con la creación de una escuela para invidentes en la India, inaugurada recientemente por alumnos, padres y docentes del colegio valenciano. La directora del centro señaló que “hay que vivir la solidaridad de forma distinta” y “todos debemos saber que ese mundo existe y que se puede mejorar, ya sea aquí o en la India”.

MesaRedondaUEVCasaCaridad

A continuación, Cristina Sánchez, responsable de Trabajo Social en la Asociación Valenciana de Caridad, cerró la mesa redonda. Sobre la experiencia localizada de Casa de Caridad, dijo que “detrás de cada persona que necesita ayuda existe una problemática que hay que tratar” y añadió que la situación obliga a colaborar con otras asociaciones ya que “Casa Caridad es una primera parada” para los que se encuentran en situación límite. En su opinión, “la solidaridad tiene que ser encauzada” si se quieren alcanzar sus metas.

La  directora de Postgrado de la UEV, Rosa Sanchidrián, que ejerció de moderadora del acto, destacó que “la mejor aportación” que pueden hacer estas entidades “es contar lo que han visto” y elogió la labor de solidaridad de todas ellas.

El programa de la UEV continuará mañana con una mesa redonda sobre cómo mejorar la salud materna y la reproductiva, en la que participarán la investigadora Mer Blanquer, la psicóloga Marcelli Ferraz y la cofundadora de Kassumay ONG de niños de África, Leticia Valera.

 

Anuncios